Instagram

domingo, 31 de octubre de 2010

Cuatro paredes.

-Supongamos que el mundo fueran estas cuatro paredes. Paredes que te rodean, que no se pueden transpasar. Paredes que lo son todo, y a la vez son nada.
Supongamos que detrás de las cuatro paredes no hay nada más, y que sólo existe lo que hay dentro.
Entonces, existirias tú, existiriara un colchón que esconde un millón de secretos. Besos, abrazos, noches sin fin, palabras, susurros, silencios, miradas,... Exístiria un carrete de recuerdos en los que sólo apareceríamos nosotros. Quiza en ese mundo existiría el verdadero amor. Existiría la eternidad.
Y entonces todo sería perfecto, porque sería nuestro mundo, y no añoraría nada, porque sólo conocería lo que es tenerte a mi lado. Y si alguna vez estuviera triste, bastaría con mirarte para recordar que soy feliz. Y cuando, esporádicamente discutieramos y el orgullo ahogará durante un momento al amor, las paredes llenas de fotografías, la atmósfera llena de tu aroma, me llevarían de nuevo a tus brazos.
No dependería del aire, dependería de ti.
Pero sobre todo, no conoceríamos el significado de la palabra dolor, es mas, no existiría.
Pasaríamos los días riendo, mirándonos, conociendonos más el uno al otro, enamorándonos más...  y por las noches, las noches serían para descubrir que, aunque lleves mucho tiempo con una persona, la sensación de sus besos puede cambiar.
Y, entre cuatro paredes todo sería perfecto. Pero no vivimos entre cuatro paredes

-No me hacen falta cuatro paredes, vivo en ese mundo desde que te conocí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.