Instagram

sábado, 23 de octubre de 2010

Que yo también sé lo que es tener el control, ensañar mil veces lo que quieres decir,... y mandarlo todo a la mierda justo cuando él aparece por la puerta.
Y que no hace falta que me describan el paraiso, porque ya he probado sus labios.
Y que yo también conozco su voz en formato susurro, en formato gemido y en formato secreto. Pero que lástima que se me olvide todo cuando me mira a los ojos.
Tampoco yo creía en la perfección hasta que lo conocí. También yo sé lo que es morirte de celos, desmoronarte por dentro y poner una sonrisa falsa. Sólo porque lo quieres demasiado.
Y sí, también sé lo que es verlo todos los días, callarte lo mucho que es para ti, soñar con él cuando no deberías, y tener miedo de que se enamore de ella.
Y, me he preguntado mil veces, como hará cuando anda, para que todo el resto del mundo se paré. Y como es posible que de entre toda la gente, él siempre destaque.
Y que sí, que yo también me he dejado engañar por él, me he dejado herir, y aún así, aqui sigo, observando sus pasos y siguiéndolos como sino tuviera otro sitio al que ir más que detrás de él.
Así que no hace falta que me conteis la manera en la que ese hoyuelo se forma en su barbilla cuando sonrié, ni las arrugillas que le aparecen alrededor de los ojos, porque sé que cuando sonrié de verdad, sólo algunas de ellas aparecen.
Y que a mí tampoco hace falta que me cuentes lo fácil que parece a veces enamorarse...
que yo también soy una de esas idiotas que tienen mil deudas con la luna.

Que todos tenemos nuestras razones, pero yo, más que vosotros.

1 comentario:

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.