Instagram

miércoles, 20 de octubre de 2010

Enseñame, a embotellar los recuerdos, y tomar un poquito de ellos cuando tenga nostagia.
Así, si te marchas nunca se me borraran las imagenes que tú me has regalado.
La felicidad que derrochas.
La seguridad que transmites.
La fuerza con que me agarras.
El encanto con el que me encantas.
La magia que desprendes.
Y ese toque de locura que sólo tu sabes darle a las cosas.

Y puede que algún día pueda estrellar la botella de los recuerdos contra una pared.
Entonces, convertiremos al presente en nuestro rehén y nunca lo soltaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.