Instagram

viernes, 18 de junio de 2010

Todos tenemos heridas, heridas que con el tiempo cicatrizan y dejan de doler.. pero la cicatriz siempre está ahi, recordandote que pasó, como sucedió ... y como acabó.
Las cicatrices no suelen dejar finales felices, los finales siempre suelen ser amargos y llenos de tragedias, llenos de palabras que siempre se quisieron decir, pero que nunca tuvieron oportunidad.
Pero una cicatriz también puede ser una llave a la vida, un atajo rápido a la salida que esta al final del camino.
& no me refiero a las cicatrices que tenemos sobre la piel, si no a las que permanecen en el alma.
Cada acto y cada circustancia van marcandose y nunca se vuelven a borrar.

Yo ahora no sé cuantas cicatrices tiene mi alma, pero sé que no estoy tranquila, que no soy feliz y que cada día pasa por mi vida una historia nueva que va marcandome. Será la edad, será mi cáracter o simplemente mi enorme ego imposible de tragar.
Despierto cada mañana preguntandome en si al final del día seguiré estando entre la multitud, o si por el contrario, los observaré desde un punto desde él que nunca pude mirar. No sé vivir el presente, porque mi miraba esta siempre fija en el futuro. Siento que nadie sabe quien soy, quien no soy y quien quiero ser...

...y tengo miedo.

Llevo tanto tiempo siendo pequeña, dejando que el mundo me coma. ¿Dónde estabas? ¿Dónde estás?
Te necesito, te necesito ahora más que nunca, ahora que sé que no le importo a nadie, ahora que si no vienes la soledad me acabará matando, ahora que solo quiero llorar más & más y que sólo espero poder salir corriendo tan rápido que ni un rayo pueda alcanzarme, tan rápido que incluso podría saborear los ingredientes del aire, ahora que estoy sola.

Valor vuelve a mi lado. Mantente a mi lado como cuando sólo podía ver con los ojos,... & no ver más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.