Instagram

lunes, 12 de abril de 2010

-Miráme a los ojos -dijó.- ¿De qué te sirve llorar?
-A mi me sirve, simplemente eso.
-¿Quiéres que me vaya sintiendome culpable?
-¡Eres culpable!-le miré con ojos ardientes dejando que viera el fuego que corria por mi interior
-¿Culpable? ¿De qué?
-De llevarte mi corazón a 10.000 km de distancia.
-No hace falta que tu corazón venga conmigo.
-No es una decisión que tu puedas decidir, puede que haya llevado las riendas de tu vida durante todo este tiempo, pero ahora no es lo mismo... Ahora es mi corazón el que decide que quiere estar junto a ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.