Instagram

lunes, 1 de febrero de 2010

Juro que lo intente...

Intente conocer la felicidad. Juro que lo intente, pero no puedo, no de este modo, no en este mundo...
Intente tragar con los malos percances de la vida... pero eran demasiados, me atragante...
Intente reir cuando queria llorar... pero siempre acababa llorando...
Todo mi entorno, todo lo que me rodeaba, parecia hacerse oscuro a mi paso...
Todo se volvia oscurso para mi. Era como un iceberg en medio de una playa... cuando crees que estas en el paraiso y te das cuenta de que solo es el infierno...
Estás en el infierno y piensas ¿es que soy el demonio?, pero no es asi... solo eres un esclavo condenado a ser un juguete...
Cierras tus ojos, deseando despertar de esa pesadilla, pero soñar es imposible en el infierno... Juro que yo lo intente...
Los días pasaban, o eso creia... mis fuerzas de iban agotando. Pase de gritar a susurrar. Susurrar por ayuda. Estúpida, ¿quién entraria en un lugar como ese solo para ayudarme?
Cada lagrima me quemaba la piel, pero ese dolor no era nada con lo que cada lagrima provocaba en mi corazón.
Sólo esperaba el final, un final rápido e indoloro, pero nunca llegaba. Mi cuerpo dejo de moverse pero, sin explicación alguna, seguía respirando...
Lo intente todo, lo juro, intente no respirar, intente morderme la lengua,... lo intente todo, pero nada funciono, nada funciona cuando alguien detrás quiere destrozarte la vida... si se le puede llamar asi.
& cuando crei que ya no me quedaba nada que hacer... que estaría alli, tirada de por vida, sufriendo...
mis ojos se fueron cerrando poco a poco... tan lentamente que parecio que pasaran horas, pero eso ya no importaba, porque mis ojos ya estaban cerrados, cerrados y sellados para siempre, no volverian a abrirse, habia caido en un sueño eterno, y juro que no me importa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.