Instagram

viernes, 22 de enero de 2010

Un nuevo comienzo... 27ºparte

Era la hora, el momento justo para reencontrarme con él. Mi corazón estaba en un punto de imprecisión. No sabía si debia ir rápido, despacio, o simplemente no ir.
Esperé... y el no llegaba. Pensé que me había dejado plantado... otra broma más que dañaría a mi pequeño corazón enamorado. Estúpido corazón...
Pero entonces apareció, luciendo su mirada encantadora, el tipo de mirada que morirías por tener.
-Hola...-tartamudeé. Era demasiado imposible para ser real. Mi cabeza ya se habia hecho a la idea de no poder mantener una conversación normal con él fuera de los sueños.
-Hola... eh... bueno... yo-estaba tan nervioso como yo. No era tan duro cuando había querido aparentar en otras ocasiones. Sólo estaba asustado. Y no le faltaban razones.
-Alex, tranquilo... ve al grano.
-Si... ¿tu nombre era An...?
-Angy
-Cierto... verás Angy... lo cierto es que... estuve reflexionando sobre la historia que me contaste y, lo cierto es que carece de sentido por todos los lados,... pero, no sé... hay una parte dentro de mi que dice que tengo que creerte. Angy, me gustaria que...
Fue entonces,... entonces, cuando el corazón mi dió un vuelco, un giro de 180º...
Era una especie de 2º oportunidad... o un nueva forma de empezar... o quizas simplemente una ilusión que me habia hecho en mi loca cabeza...
-... me contaras algo más sobre lo que nos ocurrio, o ocurrio. Bueno, que me cuentes tu historia.
- Vale... pero con un condición
-¿Cual?
-Que tu me cuentes la tuya
-¿La mia?
-Alex... puede que me equivoque... no, en realidad es muy poco probable. Como te conté hace... "varios" días... donde nos conocimos fue en una especie de trance, una fase entre la vida y la muerte en el que estas al limite de las dos posibilidades... -el asentia con su dulce rostro, pero sus ojos delataban su incredulidad- bien, SÉ que tu estuviste alli conmigo, se que te paso algo antes de venir aqui... ¿qué paso?
-Angy....
-Correcto, has conseguido memorizar mi nombre.
Ahogue una pequeña risa. Era la primera vez que me ponia tan seria en una situación como está. Era un show. Le lancé una mirada fulminante y él acabó por desistir:
-¡Esta bien! Veras... antes de venir aquí, nosotros....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

Podría decir tantas cosas que al final me quedo sin nada que decir. Siempre es lo mismo, mil historias que repiten el final. Y aún teniendo la certeza, siempre ansiamos escuchar otra historia para saber si habrá algún desvío de palabras, o un doble sentido, que de la vuelta a todo lo que conocíamos.